Telera. Corredor de la Zeta

A Telera nos vamos a descender el Corredor de la Zeta. Con la llegada del calor aseguramos que la nieve no estará demasiado helada y así poder descender con más seguridad. A cambio, el ascenso se hace algo más penoso, ya que te hundes más.

Telera es siempre espectacular. Su cara norte está surcada por numerosas líneas de nieve y hielo en invierno y primavera.

DSC03365

Pero lo más espectacular de todo es la perfecta pista que hay que patear para llegar. Impoluta, sólo asfaltada estaría mejor… pero está cerrada al tránsito de vehículos “por orden municipal”. Lo fácil: cerrar. Seguro que si son amigos de alguien los que suben sí se les permite la entrada con vehículo. No estamos diciendo que la abran, sino que la regulen, pero claro, eso causa molestias y más trabajo al ayuntamiento de Piedrafita de Jaca. Eso sí, se puede subir en verano, pagando, usando el trenecito que lleva a Tramacastilla. Ese sí que tiene permiso.

Una estupenda pista forestal cerrada por completo a excepción de ganaderos y amigos. Seguramente siguen pensando que el turismo de montaña sigue siendo de bocadilleros y mochileros que no dejan nada en la zona.

Subiendo por la pista me pregunto si la razón de que este invierno haya habido tantos rescates en Telera no se deba a que no contaban con ese tiempo extra de pateo por pista, y si no estaríamos en nuestro derecho de poder utilizarla (repito, con una regulación) por seguridad en las ascensiones a Telera. Además, esa orden “municipal” de cierre de pistas forestales, ¿es legal? ¿la pista es municipal? ¿o se ha hecho con fondos extramunicipales?.

Otros ayuntamientos como Villanúa y Panticosa, con mentes más abiertas, ya permiten la circulación controlada por sus pistas, a pesar de que las usen los “mochileros”.

DSC03389 DSC03398 DSC03404

Ascendemos despacio y a buen ritmo, aunque la nieve está blanda (no ha helado esta noche). Hacemos buenos escalones para Ona, que puede ser que sea el primer can que sube este corredor. A unos pocos metros la pobre se bloquea y le ayudamos a descender con la cuerda.

DSC03419 DSC03435 DSC03466

Nosotros hacemos 2 rápeles (el segundo ya con esquís, porque la repisa en la que está la instalación es muy cómoda para calzarlos) y tras recoger las cuerdas nos lanzamos a disfrutar de un ambiente único y una esquiada muy buena, con la nieve en buen estado.

DSC03471 DSC03485 DSC03487 DSC03501

Tras varias horas en el oscuro corredor, la luz del sol nos devuelve la vida, y es cuando empezamos ya de verdad a ver la jornada con otros ojos y a disfrutar completamente.

DSC03521 DSC03527 DSC03550

Tras apurar la nieve y retomar la pista, paramos un rato en el refugio a recoger las zapatillas y, de nuevo, el retorno por la maravillosa pista hasta la barrera, que por cierto, estaba abierta durante todo el día.