Diente occidental de Batanes

dientes de batanesAunque los dientes de Batanes tienen pinta de inaccesibles, el diente occidental se puede ascender con esquís hasta la cima. Nadie lo diría cuando los empiezas a ver desde el pequeño ibón de Serrato, después de la dura ascensión desde el Balneario hasta aquí (700 metros non-stop). Hoy el día ha sido inmejorable. Y las condiciones. Nieve dura por la mañana que permite subir rápidamente atajando, primero por el bosque a pelo, luego con cuchillas desde la Majada de Serrato, y más tarde nieve primavera, rápida y muy fácil de descender.

La subida, sin descanso, hasta el ibón de Serrato, se hace larga, pero con el fresco de la mañana se lleva bien. Una vez en el ibón (que en tres días que estuve aquí ya ha aumentado mucho la cantidad de agua que gana a la nieve), flanqueamos a la derecha, sin perder mucha altura, hasta encontrarnos dentro del circo que forman los Dientes, el Batanes y los picos de Labaza. Nos dirijimos justo bajo los Dientes y los rodeamos por la izquierda. Pequeña subida de nuevo para asomarnos y ver toda la zona de Bramatuero.

Cuestionamos bajar por allí, pero demasiados flanqueos por demasiados ibones nos hacen sospechar que no disfrutaremos tanto. Otra opción es descender desde el collado a la derecha de la Peña de Xuans hasta el refugio nuevo de Bachimaña, pero luego desconocemos las condiciones de la nieve hasta el balneario, así que decidimos descender por el mismo recorrido de ascenso. Y acertamos de lleno. Acertamos en la hora y disfrutamos un muy buen descenso.

Las vistas desde el Diente, de primer orden. Vignemale, parece que se puede tocar, Taillón, Baciás, Tendeñera y Sabocos, Garmo Negro, Infiernos, Balaitus y Frondiellas… Muy recomendable con la nieve bien estabilizada.